Una cálida y cariñosa bienvenida.

¿Eh? ¿Qué diablos haces tú aquí? Ah, vale. Alguien te ha pasado la dirección de este blog y se te ha ocurrido la feliz idea de visitarlo. Me gustaría decirte que me alegro por ti, pero te mentiría.

En fin, si nos ajustamos al protocolo estándar he de decirte: ¡Hola, lector, bienvenido a mi blog personal! Pues ale, ya te lo he dicho. ¿Qué cuál es la razón de que se llame El Creador de Mundos? Eso es algo simple. Soy escritor, escribo cosas, historias y esas leches. Y claro, para que esas historias tengan un mínimo de coherencia pues he de crear un mundo donde puedan desarrollarse, donde vivan los personajes que las interpretan y tal.

Ahora mismo se puede decir que tengo dos universos propios. Uno en el que se desarrollan historias «normales» aunque de normales tienen poco; un mundo ambientado en nuestro presente y que a veces toca nuestro pasado y el que yo me imagino que será nuestro futuro. Y el otro es un universo de fantasía en el que desarrollo mis historias de caballeros, elfos, magos, dragones, mazmorras, rastrillos, mercadillos, etc.

Y ya no te digo nada más. Bueno, sí. Si te interesa, de vez en cuando subiré extractos de mis historias y algún que otro mini relato, podrás encontrarlos en la sección Relatos. Si te apetece, puedes leerlos, si no, pues no los leas. A mí me da totalmente igual…